Oriente Medio

el conflicto de los palestinos con israel tiene su origen en el Islam


    EL AZL-SEXO EN EL ISLÁM - Biografía de Mahoma en viñetas VII

    Comparte

    Admin
    Admin

    Mensajes : 40
    Fecha de inscripción : 27/03/2013

    EL AZL-SEXO EN EL ISLÁM - Biografía de Mahoma en viñetas VII

    Mensaje por Admin el Mar Abr 02, 2013 4:33 am

    EL AZL-SEXO EN EL ISLÁM - Biografía de Mahoma en viñetas VII


    AL "AZL"-SEXO EN EL ISLÁM VII
    En el capítulo VII de hoy tomaremos como referencia una de las colecciones canónicas hadith del islám, concretamente una de las seis del islaám sunni, la Sahih Hadith Bukhari o Sahih al-Bukhari. Estos textos son tradiciones proféticas o hadiz y esta esta recogida por el erudito persa musulmán Ibn Ismail al-Bujari, los sunnis ven en ellos uno de los tres textos de colecciones de hadices como el mas autentico libro después del Corán, junto a los de Sahih Muslim y al-Muwata. Para los árabes la palabra SAHIH se traduce como AUTENTICA o CORRECTA. Ya ven que no nos inventamos nada y trabajamos con su propio material que ellos mismos dan por cierto y autentico. Encontraran como siempre en estas viñetas las referencias correspondientes.



    ¿Que es el "AZL"?, pues verán ya hemos visto como se ganaban la vida Mahoma y sus cuates, atacando a quien nada les había hecho, asesinado a los hombres, al saqueo, al pillaje y capturando a mujeres y niños. Es de suponer que al principio se quedaran con todo, pero con los harenes ya bien repletos, no podían quedarse con tanta mujer. Pasaron a la modalidad de pedir rescate por ellas o venderlas en el mercado de esclavos. Pero había un problema, si las tocaban no podían sacar un buen rescate y si ademas las embarazaban, el negocio se les iba al garete, nadie quería una mujer devuelta a caso con una barriga de uno de esos salvajes y en el mercado de esclavos tampoco las querían o pagaban muy bajos precios por ellas.
    ¿Que hacer?. el "AZL" que no es otra cosa que satisfacer sus bajos instintos, engañar a los familiares de las capturadas diciendo que no las habían tocado o venderlas en el mercado de esclavos diciendo que estaban enteras (vírgenes) cuando en realidad ya no lo eran porque el "AZL" es.... el coitus interuptus, ya ven que modernos. Así dicen que discurre mas un hambriento que cien abogados, en este caso discurren mas unos degenerados que el resto de personas decentes y normales.



    Mahoma premiaba a sus hombres con violaciones y orgías para que le fueran fieles, pero claro las pasta es la pasta y por muy halal que el profeta hiciera la violación con eso no se llena la bolsa. Orgías que duraban tres días -se realizaban en el lugar de la escabechina entre cadáveres insepultos-, forzosamente producían embarazos. Por cierto que se incluye una comparativa en una de las viñetas de cuanto sacaban estos canallas en el mercado de esclavas con estándares modernos, una pasta, así no es de extrañar que la gente con menos escrúpulos se apuntaran a la fiesta MAHOMETANA, veanlo:































    Ya lo ven amigos menudos angelitos estos pájaros y encima se las dan de ser mejores que los demás y pretenden darnos lecciones, son nuestra salvación dicen. Con salvadores así quien necesita demonios.


    PRÓXIMO Y ÚLTIMO CAPÍTULO: ISAF Y NAILA VIII

    Admin
    Admin

    Mensajes : 40
    Fecha de inscripción : 27/03/2013

    Re: EL AZL-SEXO EN EL ISLÁM - Biografía de Mahoma en viñetas VII

    Mensaje por Admin el Mar Abr 02, 2013 4:35 am


    Sura 8 El Botín

    Medina


    En el nombre de Dios el Clemente, el Misericordioso


    1. Te preguntan acerca de los botines [de guerra, cómo se distribuyen]. Diles [¡Oh, Muhammad!]: Los botines son para Allah y el Mensajero [y él los distribuirá entre vosotros según Sus órdenes]. Temed a Allah, afianzad vuestra hermandad y obedeced a Allah y a Su Mensajero, si sois creyentes.

    2. Ciertamente los creyentes cuando les es mencionado el nombre de Allah sus corazones se estremecen, y cuando les son leídos Sus preceptos reflexionan acrecentándoseles la fe, y siempre se encomiendan a su Señor.

    3. Éstos son quienes realizan la oración y dan en caridad parte de lo que les hemos proveído.

    4. Éstos son los verdaderos creyentes que alcanzarán grados elevados [acorde a sus obras] ante su Señor, el perdón [de sus pecados] y una recompensa generosa [el Paraíso].

    5. Por cierto que tu Señor decretó que dejases tu hogar [para combatir en la batalla de Badr ] con un verdadero motivo, a pesar de que un grupo de creyentes se oponía a ello [pues habían salido para capturar la caravana con mercancías de Abu Sufiân y al enterarse de ello los incrédulos de La Meca acudieron para defender la caravana y combatir a los creyentes].

    6. Te discuten sobre el verdadero motivo [del enfrentamiento] luego de habérseles evidenciado [que tú ¡Oh, Muhammad! no lo haces sino por orden divina], como si supieran que son arriados hacia la muerte.

    7. Y [recordad] cuando Allah os prometió que uno de los dos grupos [la caravana de Abu Sufiân o el ejército que había venido a protegerla] caería en vuestras manos. Vosotros deseabais que la caravana fuera vuestra, pero Allah, por Su designio, quiso que triunfara la Verdad y que los incrédulos fueran exterminados,

    8. Para que así prevalezca la Verdad [el Islam] y se desvanezca lo falso [la incredulidad], aunque ello le disguste a los pecadores.

    9. Recordad cuando pedisteis socorro a vuestro Señor, y Él os respondió: Ciertamente os auxiliaré con mil Ángeles que descenderán sucesivamente.

    10. Y Allah los envió como señal que triunfaríais y para infundir el sosiego en vuestros corazones; y sabed que la victoria depende de Allah, Poderoso, Sabio. 11. [Y recordad] Cuando Él os envolvió con un sueño [que os hizo perder el temor que teníais] y os devolvió la seguridad, e hizo descender una llovizna del cielo para que pudierais purificaros con ella. Allah quiso con esto apartar de vosotros los susurros de Satanás, afirmar vuestros corazones y afianzar vuestros pasos [en la batalla].

    12. Y cuando tu Señor le dijo a los Ángeles: Yo estoy con vosotros, inspiradle valor a los creyentes que ciertamente Yo infundiré terror en los corazones de los incrédulos. Golpeadles [con vuestras espadas] sus cuellos y cortadles los dedos.

    13. Esto [es lo que ellos merecieron] porque combatieron a Allah y a Su Mensajero, y quien combata a Allah y a Su Mensajero sepa que Allah es severo en el castigo.

    14. Sufrid este tormento [¡Oh, idólatras!], y sabed que los incrédulos recibirán el castigo del Infierno.

    15. ¡Oh, creyentes! Cuando veáis que los incrédulos marchan hacia vosotros [para enfrentaros], no les volváis las espaldas [para huir].

    16. Y quien lo hiciera, a menos que fuera para cambiar de posición en el enfrentamiento o para unirse a otra tropa, incurrirá en la ira de Allah y su morada será el Infierno. ¡Qué pésimo destino!

    17. Y sabed que no fuisteis vosotros quienes los matasteis [en Badr con vuestra fuerza] sino que fue Allah quien les dio muerte, y tú [¡Oh, Muhammad!] no fuiste quien arrojó [el polvo que llegó a los ojos de los incrédulos en el combate] sino que fue Allah Quien lo hizo. Así Allah agracia a los creyentes; ciertamente Allah es Omnioyente, Omnisciente.

    18. Éste fue el triunfo que Allah os concedió; ciertamente Allah desbarata las confabulaciones de los incrédulos.

    19. [¡Oh, incrédulos!] Vosotros pedisteis que triunfara quien tuviera la verdad, y esto fue lo que ocurrió. Y sabed que si desistís [de combatir a los creyentes y abandonáis la incredulidad] será mejor para vosotros; y si volvéis a hacerlo volveré [a castigaros] y de nada os servirán vuestras huestes, aunque fuesen numerosas. Ciertamente Allah está con los creyentes.

    20. ¡Oh, creyentes! Obedeced a Allah y a Su Mensajero, y no le desobedezcáis siendo que sabéis que lo que él os transmite es la Verdad.

    21. Y no seáis como quienes dicen: Oímos; pero no obedecen.

    22. Ciertamente las peores criaturas para Allah son los sordos [que no quieren oír la Verdad ] y los mudos [que no quieren reconocerla], y por cierto que éstos no razonan.

    23. Y si Allah les hiciese oír, igualmente rechazarían la Verdad , pero no lo hace porque sabe que en ellos no hay ningún bien.

    24. ¡Oh, creyentes! Obedeced a Allah y al Mensajero cuando os exhortan a practicar aquello que os vivifica [el Islam], y sabed que Allah se interpone [con Su designio] entre el hombre y su propio corazón [y puede decretar el desvío o la fe], y que ante Él compareceréis.

    25. Y sabed [que si no obedecéis a Allah y a Su Mensajero] padeceréis adversidades [y discordias], no sólo los inicuos de entre vosotros sino todos. Y ciertamente Allah es severo en el castigo.

    26. Y recordad cuando erais sólo unos pocos [antes de la Hégira ], os encontrabais oprimidos en la Tierra [La Meca], y temíais que os capturaran los incrédulos, y Allah os protegió [refugiándoos en Medina], os fortaleció con Su auxilio, y os agració con las cosas buenas [y los botines de guerra]; sed agradecidos, pues.

    27. ¡Oh, creyentes! No traicionéis a Allah y al Mensajero [desobedeciendo Sus órdenes], ni traicionéis la fe que se os ha confiado.

    28. Y sabed que vuestros bienes y vuestros hijos son un encanto en esta vida [y pueden distraeros de las órdenes divinas]. Y ciertamente Allah tiene reservada una inmensa recompensa.

    29. ¡Oh, creyentes! Si teméis a Allah, Él os concederá la guía y el conocimiento con el que podréis discernir [lo verdadero de lo falso], absolverá vuestras faltas y aceptará vuestro arrepentimiento; y Allah es el poseedor del favor inmenso.

    30. Y recuerda [¡Oh, Muhammad!] cuando se confabularon contra ti los incrédulos para capturarte, matarte o expulsarte [de tu territorio]. Se confabularon y Allah decidió castigarles, porque Allah es Quien mejor desbarata los planes [de Sus enemigos].

    31. Y cuando se les recitan Nuestros preceptos, dicen [quienes desmienten al Mensajero]: Por cierto que oímos, y si quisiéramos podríamos decir palabras similares, pues éstas no son más que fábulas de nuestros ancestros.

    32. Y dicen: ¡Oh, Señor nuestro! Si esto [que transmite Muhammad] es la Verdad que dimana de Ti, haz llover sobre nosotros piedras del cielo o azótanos con un castigo doloroso.

    33. Pero Allah nunca les castigaría estando tú [¡Oh, Muhammad!] entre ellos, ni tampoco mientras haya quienes Le pidan perdón.

    34. Pero [cuando tú ¡Oh, Muhammad! y los creyentes emigraron] Allah les castigó [en Badr ], pues ellos impedían el ingreso a la Mezquita Sagrada. Y sabed que los allegados a Allah no son los idólatras sino los piadosos, pero la mayoría de ellos lo ignoran.

    35. Y su oración en la Casa Sagrada [de La Meca] no era más que silbidos y aplausos. Sufrid [¡Oh, idólatras!] el castigo por vuestra incredulidad.

    36. Los incrédulos contribuyen con su dinero para apartar a los hombres del sendero de Allah, pero luego se lamentarán, y finalmente serán vencidos. Ciertamente los incrédulos serán congregados en el Infierno.

    37. Allah quiere que se evidencie el incrédulo del creyente, y Él reunirá a los perversos unos con otros y los arrojará al Infierno; éstos serán los perdedores.

    38. Diles a los incrédulos [¡Oh, Muhammad!] que si desisten [y abrazan el Islam] les será perdonado cuanto cometieron en el pasado, pero si persisten [en la incredulidad] tendrán el mismo destino de los pueblos que les precedieron.

    39. Y combatidlos hasta que cese la sedición [de la idolatría] y sea la religión de Allah la que prevalezca; y si desisten [de la incredulidad o aceptan pagar un impuesto para vivir bajo la protección del estado islámico conservando su religión], pues Allah bien ve lo que hacen [y les juzgará acorde a ello].

    40. Y si se niegan [y prefieren seguir combatiéndoos] sabed que Allah es vuestro Protector. ¡Qué excelente Protector y qué excelente Defensor!

    41. Sabed que un quinto del botín de guerra que logréis Le corresponde a Allah, al Mensajero, sus familiares, los huérfanos, los pobres y los viajeros insolventes, [y el resto a los combatientes]; si es que creéis en Allah y en lo que le revelamos a Nuestro siervo el día que se evidenció la verdad de la falsedad [el día de la batalla de Badr ]: el día que se enfrentaron los dos bandos [los creyentes y lo incrédulos]; y Allah tiene poder sobre todas las cosas.

    42. Si cuando os encontrabais [el día de Badr ] en el valle más cercano [a Medina] y ellos [el ejército de los idólatras] en el más lejano, y la caravana de camellos [de Abu Sufiân ] más abajo de vosotros [en dirección al mar], os hubieseis propuesto enfrentaros no habríais concurrido al campo de batalla [al enteraros de su superioridad numérica], pero Allah hizo que os encontraseis para que así se cumpliera lo que ya había decretado [el triunfo de los creyentes] y que quienes perecieran o sobrevivieran a la batalla supieran fehacientemente cuál era la verdad. Ciertamente Allah es Omnioyente, Omnisciente.

    43. Allah hizo que en un sueño vierais a los enemigos como si fuesen poco numerosos; y si os los hubiera mostrado como un ejército numeroso os habríais acobardado, vacilando sobre combatir o no, pero Allah os protegió de ello, pues Él bien sabe lo que hay en los corazones.

    44. Cuando estuvisteis frente a frente, Allah hizo que a vosotros os parecieran poco numerosas [las tropas de los idólatras] y a su vez vosotros les parecierais poco numerosos a ellos [para que os enfrentarais], y así se cumpliera el designio de Allah [de socorrer a los creyentes]. Sabed que a Allah retornan todos los asuntos [de la creación y Él os juzgará].

    45. ¡Oh, creyentes! Cuando os encontréis con una tropa [de incrédulos] manteneos firmes [y perseverad en el enfrentamiento], y recordad permanentemente a Allah para que así triunféis.

    46. Y obedeced a Allah y a Su Mensajero, y no discrepéis porque os debilitaríais y seríais derrotados. Sed pacientes y perseverantes, pues ciertamente Allah está con los pacientes.

    47. Y no seáis como aquellos [incrédulos de La Meca] que salieron de sus hogares con arrogancia y ostentación ante su gente, para [defender la caravana y] apartar a los hombres del sendero de Allah; pero Allah está bien enterado de lo que hacen.

    48. Y Satanás les hizo ver que lo que hacían era lo correcto, y [se les apareció con la figura de Surâqah Ibn Mâlik , líder de una tribu poderosa y] les dijo: Hoy nadie os podrá vencer, yo estoy junto a vosotros. Pero cuando los dos bandos se divisaron, [Satanás vio al Ángel Gabriel conduciendo el ejército de Ángeles y] huyó diciendo: Yo no soy responsable de lo que vosotros hagáis, pues veo lo que vosotros no podéis ver, ciertamente temo a Allah, y Allah es severo en el castigo.

    49. Los hipócritas y aquellos cuyos corazones estaban enfermos [con la duda] dijeron [acerca de los verdaderos creyentes]: Éstos están cegados por su religión [y pretenden combatir a pesar de su inferioridad numérica]. Y quienes se encomienden a Allah sepan que Él es Poderoso, Sabio.

    50. Y si vieras [¡Oh, Muhammad! que terrible es] cuando los Ángeles toman las almas de los incrédulos al morir y les golpean sus rostros y sus espaldas, y les dicen: Sufrid el tormento del Infierno.

    51. Éste es el castigo que merecisteis por vuestras obras, y ciertamente Allah no es injusto con Sus siervos.

    52. Del mismo modo fue castigada la gente del Faraón y quienes les precedieron, pues tampoco creyeron en los signos de Allah, y Él les condenó por sus pecados. Ciertamente Allah tiene poder sobre todas las cosas y es severo en el castigo.

    53. [Éstas son las consecuencias de sus acciones, pues] Allah no quita a ningún pueblo las gracias con las que lo ha favorecido, a menos que éstos se perviertan [y se alejen de la Verdad ]. Por cierto que Allah es Omnioyente, Omnisciente.

    54. Del mismo modo castigamos a la gente del Faraón y quienes les precedieron, pues desmintieron los signos de su Señor y entonces les aniquilamos por sus pecados, por ello ahogamos a la gente del Faraón. Y sabed que todos [los pueblos que castigamos] eran inicuos.

    55. Ciertamente que las peores criaturas para Allah son los incrédulos que se niegan a creer,

    56. Aquellos que siempre quebrantan los pactos que tú [¡Oh, Muhammad!] celebras con ellos y no temen [el castigo de Allah].

    57. A éstos, si les apresas en la guerra, castígales severamente para que escarmienten quienes sigan sus pasos, así aprenderán.

    58. Y cuando sepas de la traición de un pueblo [con el que hayas realizado un pacto de cese de hostilidades], hazles saber que rompes el pacto igual que ellos. Por cierto que Allah no ama a los traidores.

    59. Que no piensen los incrédulos que podrán huir de Nuestro castigo, pues ciertamente ellos no podrán salvarse.

    60. Y preparad contra los incrédulos cuanto podáis de fuerzas [de combate] y caballería, para que así amedrentéis a los enemigos de Allah que también son los vuestros, y a otros enemigos que [os atacarán en el futuro y] no los conocéis, pero Allah bien los conoce. Y sabed que por aquello con lo que contribuyáis en la causa de Allah seréis retribuidos generosamente, y no seréis tratados injustamente.

    61. Y si [los incrédulos] se inclinan por la paz, acéptala tú también y encomiéndate Allah; ciertamente Él es Omnioyente, Omnisciente.

    62. Pero si quieren engañarte [simulando un cese de hostilidades para aprovechar la oportunidad y atacaros] sabe que la protección de Allah es suficiente. Él es Quien te ha fortalecido con Su auxilio y con los creyentes.

    63. Él es Quien unió vuestros corazones, y tú no habrías podido hacerlo aunque hubieras gastado todo lo que hay en la Tierra , pero Allah los unió [y reconcilió a los grupos divididos]. Ciertamente Él es Poderoso, Sabio.

    64. ¡Oh, Profeta! La protección de Allah es suficiente para ti y para los creyentes que te sigan.

    65. ¡Oh, Profeta! Exhorta a los creyentes a combatir [por la causa de Allah]. Por cada veinte hombres verdaderamente pacientes y perseverantes que hubiese en vuestras filas no deberán flaquear ante doscientos [combatientes enemigos], y si hubiere cien no deberán flaquear ante mil, y sabed que les venceréis, pues ellos no razonan [que su causa es injusta].

    66. Ahora Allah os aminora la carga [de no poder flaquear ante enemigos diez veces superiores en número], por compasión ante vuestra debilidad: Por cada cien hombres pacientes y perseverantes que hubiese en vuestras filas no deberán flaquear ante doscientos enemigos, y si hubiese mil no deberán flaquear ante dos mil, y sabed que les vencerán con la anuencia de Allah. Ciertamente Allah está con los pacientes.

    67. No le es permitido al Profeta [ni a los creyentes] tomar como prisioneros de guerra a los incrédulos antes de haberles combatido y diezmado en la Tierra. Pretendéis así [cobrando su rescate] obtener un beneficio mundanal, pero sabed que Allah quiere para vosotros la recompensa de la otra vida. Ciertamente Allah es Poderoso, Sabio.

    68. Si no hubiese sido que Allah prescribió [para esta nación] que el botín de guerra fuera lícito, habríais sufrido un terrible castigo por lo que tomasteis de él.

    69. Tomad, pues, las cosas lícitas y beneficiosas como botín, y temed a Allah; ciertamente Allah es Absolvedor, Misericordioso.

    70. ¡Oh, Profeta! Exhorta a los prisioneros que hayáis capturado y diles: Si creéis en Allah con sinceridad, Él os concederá algo mejor de los bienes que se os han quitado y os perdonará [vuestras faltas], pues Allah es Absolvedor, Misericordioso. 71. Y si quieren engañarte aduciendo que son creyentes [no te preocupes ¡Oh, Muhammad!], y recuerda que ya antes habían traicionado a Allah [con la incredulidad] y Él los sometió a vosotros. Ciertamente Allah es Omnisciente,


    Como veras si no eres asaltante o atracador para que necesitas una sura para repartir el Botin?
    Ahora bien en las Historietas aparecen los libros y versiculos de donde se toma

      Fecha y hora actual: Mar Sep 26, 2017 2:08 pm